En ocasiones me encuentro con personas a quienes les cuesta asumir que la forma de vivir su vida depende  de una elección personal…. Parece sencillo decir “yo  estoy triste por que me separé de mi pareja que ha hecho daño” y no decir “Estoy triste porque me he separado y me siento herida”, esa forma de resposabilizar a otros de lo que nos sucede es más común de lo que pensamos

Cuanta mayor conciencia pongamos en que  lo que sucede en nuestra vida es nuestra responsabilidad con mayor facilidad asumiremos los estados emocionales en los que estamos.

Comparto contigo estas tres señales que nos avisan si somos los dueñas de nuestra propia vida:

  • Si no responsabilizas a otr@s de lo que te sucede:

    Lo que sucede de fuera de ti, puede condicionar que decidas hacer una u otra cosa, pero en ningún caso tienen responsabilidad los otros de cómo estas en cada momento. Ejemplo: Quedas con una amiga a tomar un té y ha pasado veinte minutos y no llega, tienes dos caminos enfadarte por su impuntualidad, ponerse verde, roja y explotar o aprovechar el momento para disfrutar de admirar el paisaje, lo que sea que este sucediendo a tu alrededor o hacer esa llamada pendiente que tienes desde esta mañana. Y luego cuando llegue tu amiga podrás preguntar si le ha pasado algo o comunicarle que te gusta la puntualidad.Notas la diferencia?

  • Cuida tus palabras:

  • Vigila cómo hablas de ti misma. Si eres de las que continuamente se recuerda. soy un desastre, despistada, torpe,  horrible, miedosa, etc… Es el momento de revisar tu autoconcepto.
  • Hay factores determinantes en nuestra vida  y en los cuales las palabras que nos decimos y el cómo nos definimos van a marcar el cómo nos sentimos. Si eres de las que continuamente destaca lo negativo de sí ¡¡¡Cuidado!!! Haz un stop y revisa tus palabras, cómo te ves. que comunicas y cómo te comunicas contigo y con otros. “Como es adentro es afuera”.
  • El esfuerzo y tus acciones:

  • Hay un refrán que dice “Si quieres algo, levántate y haz que suceda”. si tienes tus sueños e ilusiones eso indica que estas vivo/a. Entonces, qué te detiene para buscar lo que necesitas? Quizás el miedo?. Muchas veces nuestros miedos no son más que resistencias a lo desconocido, a explorar nuevos territorios, conocer nuevos trabajos, nuevas personas, descubrir el ser creativo que somos.
  • Por suerte vivimos en la era de la incertidumbre y cuando estamos más quietos aparecen las crisis que nos ayudan a explorar, subirnos a nuevos barcos para cruzar las distancias que nos separan de nuestros sueños.

 NADA ES TAN CIERTO, COMO QUE LO INCIERTO ES UNA OPORTUNIDAD PARA EXPLORAR, DESCUBRIRNOS, LLEGAR A TERRITORIOS DESCONOCIDOS.

ES NUESTRO PARTICULAR CAMINO DEL HÉROE O LA HEROÍNA. ASÍ QUE ASUME EL MANDO DE TU VIDA Y DA TUS PROPIOS PASOS, PENSANDO EN TÍ.

Share This