A algunas personas les da terror quedarse solas. Es así, y no lo cuento porque lo haya escuchado de otrOs, sino por mi propio proceso de encontrarme conmigo misma.

Vivimos en una sociedad que nos impulsa continuamente a relacionarnos con otros y cuantas más relaciones, mayor sinónimo de éxito y popularidad. Esta sensación también la conozco,  sin embargo no es hasta el momento que decidimos emprender un proceso a autoconocimiento que empezamos a valorar las ventajas de disfrutar y vivir en soledad.

Te presento 5 ventajas que he descubierto de vivir la soledad:

Momentos para vivir la desnudez:

La desnudez del alma y del cuerpo cuando la vives en soledad no te engaña. Mírate al espejo y observa cómo eres. Sonríe, abrázate, escúchate, enamórate de tí. No intentes transformar lo que estás sintiendo, si tienes tristeza, rabia, dolor, amor o alegría no lo ocultes a ti mismo, eso sólo te sirve para que tu cuerpo se convierta en un dique y no exprese, entonces sabrás que a la larga explotarás de tanto contener.

En soledad,  siente las variadas sensaciones que tu cuerpo  tiene en contacto con el suelo, con el aire, con el agua y cómo te permite sentir placer. Disfruta de tu agradable compañía, descubre cuánto y qué puedes darte a ti mismo sin exigir a los demás. Los demás no podrán darte aquello que tu mismo no eres capaz de hacer por ti.

Disfrutar del Silencio:

El mundo en que vivimos, nos bombardea de sonidos por todas partes. A nuestra mente cada día llega un exceso de información que nos distrae de nuestras propias sensaciones, nos hace preocuparnos en exceso del mundo exterior, olvidándonos por completo de nuestra consciencia corporal y emocional.

Desconéctate, apaga la tele, la radio, y disfruta de lo agradable que es el silencio. No temas, y mientras estés en silencio, respira y escucha tu ritmo respiratorio. Disfruta un paseo por el campo, por la playa y siente la agradable sensación de estar habitando en tu propia vida.

Cuidar tu cuerpo:

 

 

El cuerpo a través del cansancio y de nuestras dolencias, nos reclama presencia. Un dolor, nos dice que en nuestro cuerpo hay una parte que necesita atención y cuidados. Si de forma autómata nos descuidamos y si nuestra creencia es que no es importante darnos el cuidado necesario para recuperarnos, la sensación de displacer cada vez será mayor.

El cuerpo es nuestra presencia segura durante toda la vida. La alimentación, los cuidados corporales son básicos para sentirnos bien con nosotros mismos. Date un masaje por diferentes zonas, descubre tu contacto contigo. Elige con que deseas alimentarte, y hazlo de forma consciente. Háblale a tu cuerpo cuando tengas un dolor y descubrirás como es capaz de escucharte. Respira…

Conocer las cosas que te gustan:

Si ahora mismo te pidiera que hicieras una lista con 10 actividades, distracciones, ocio que te gusta disfrutar en tu tiempo libre, cuantas serías capaz de mencionar? En ocasiones dedicamos nuestro tiempo para nosotr@s en complacer a otr@s y nos olvidamos de aquellas actividades que completan nuestro SER. No hay excusas, el tiempo aparece si lo buscas y es imprescindible para llegar a tener una buena relación contigo. Dedicarnos esos espacios en los que practicamos aquello que nos gusta y que nos hace sentir felices, leer, pintar, escribir, bailar, montar en bici, cultivar nuestras plantas es imprescindible para ir descubriéndonos..

Regalate:

Una caminata, un paseo en bici, un atardecer, un viaje. Regalate y dale vida a tus sentidos, toca, huele, observa, saborea, escucha. Sin ruidos externos, el sonido del mar es un gran regalo. ¿Hace cuánto no te bañas en el mar en luna llena? Siente como el agua moja tu cuerpo. La sensualidad corporal se activa a través del disfrute de los sentidos.

La vida está llena de momentos sencillos y por exigencias externas buscamos la felicidad en lo material y en las relaciones con otros; paradójicamente sólo podemos relacionarnos de forma adecuada si nos conocemos y disfrutamos de nuestra propia compañía.

Disfrutar de la soledad es una ventaja en tu propia vida. Si tienes pareja, valorarás mucho más los momentos que compartas su presencia y actualmente estás en soledad, podrás darte cuenta de con qué persona te gustaría compartir tu vida, no te unirás por la necesidad de llenar espacios sino por compartir y vivir.

Para todas las personas, conocerse permite dejar entrar en nuestra vida seres con quienes deseamos compartir relaciones de crecimiento, ayuda, amistad, amor; evitando relaciones  tóxicas y aprendiendo a dejar atrás aquellas relaciones que no son convenientes para nuestro SER.

Si te escuchas la vida deja de ser un compromiso con otros y empieza a ser un compromiso contigo. El mayor compromiso que tenemos en esta vida es VIVIRLA BIEN. Si es bueno para tí, es bueno para quienes te rodean.

Recibe un abrazo con amor de mi SER a Tu SER. GRACIAS.

Share This