¡No te asustes con mi luz!

¡No te asustes con mi luz!

Erase una vez una cocuyo que vivía viajando por todo el mundo. Una tarde de mucho viento, decidió refugiarse en una cueva que encontró bajo tierra. Apenas entró en aquella oscuridad su reflejo iluminó toda la estancia, pudo ver otros seres vivos que se arrastraban en...