Muchas personas van perdiendo el sentido del humor a lo largo de los años, las situaciones difíciles de la vida, las frustraciones y la no aceptación son acontecimientos de la vida que impiden que podamos «relativizar», y afrontar la vida con un mejor humor para tener más pensamientos positivos.

El sentido del humor es una virtud que a todos nos gustaría tener, nos permite crear alrededor un buen ambiente, mucho más relajado y mejorar la energía vibratoria que nos rodea. Y aunque la realidad es algunas personas nacen con un sentido del humor más refinado que otros, es una virtud que es posible entrenar y mejorar para conseguir un estilo de vida mucho más amable contigo mismo y con los demás.

¿Para qué usamos el sentido del humor?

La mayoría de las personas usamos el humor para lidiar con la ansiedad y sobrellevar nuestra vida cotidiana, es por esta razón que tener sentido del humor se convierte en una fortaleza y mucho más aún en los tiempos que corren, ya que la experiencia de la pandemia nos hace sentirnos más ansiosos, inseguros y expectantes.

También nos ayuda a relajar el cuerpo y a fomentar las conexiones neuronales ya que hoy en día se conoce la capacidad que tiene nuestro cerebro de transformar situaciones que vivimos como negativas hacia el aprendizaje y la experiencia, y en ello el humor cumple una función fundamental.

Nuestros rasgos de personalidad también pueden definirse a través del humor y es así como es posible reconocer diferentes personalidades:

Extraversión: Son esas personas positivas que usan el humor de forma positiva, para alegrar con sus bromas y relajar momentos de tensión.

Introversión: Las personas introvertidas usan el humor para hacer bromas secas, sus chistes se muestran sin una pizca de emoción y normalmente puede utilizarse para mostrar un absurdo o ridículo que a primera vista no es aparente.

Baja Autoestima: En algunos casos el humor puede estar demostrando baja autoestima, es por ejemplo cuando se hacen chistes autocríticos de forma continuada, si eso ocurre y la persona puede darse cuenta, es recomendable buscar ayuda terapéutica.

Inteligencia: Las personas que muestran mucho sentido del humor, así como la capacidad de contar chistes en cualquier situación muestran una gran inteligencia y creatividad. Está demostrado que quienes gozan de un mayor nivel cognitivo están acostumbrados a tener casi todos los tipos de humor.

Personas tóxicas: En algunos casos los estados de risa pueden suponer una manera de hacer daño a los demás, puede ser que a través de bromas se quiera manipular a otras personas o humillar y dejar en evidencia. es por eso que es necesario estar muy atentos tanto si es tu tipo de comportamiento, como si conoces personas así.

Es importante reconocer en qué punto se encuentra nuestro humor para poder conectar con pensamientos positivos.

¿Y qué tiene que ver el humor con trabajar el ser más positivos?

En consulta trabajamos de forma habitual cómo transformar nuestros pensamientos, hábitos, rutinas en positivos y mejorar nuestro sentido del humor. Y por qué es tan necesario?

Como dijimos anteriormente nuestra sociedad actual nos lleva de forma continuada a vivir en el pensamiento de lo que fue ayer (pasado) y lo que será mañana (futuro). Si nos damos cuenta, para vivir en el presente un requisito muy importante es aprender a observar los pensamientos y preguntarnos ¿Para qué me sirve esto que estoy pensando?.

Es posible que si nos dejamos llevar por el pensamiento estemos continuamente rumiando una idea, y de forma habitual esa idea está relacionada con miedos, expectativas, enfados, incertidumbre. Si aprendemos a poner atención en lo que pensamos nos ayudará a ver que si los pensamientos que tenemos de forma frecuente son acerca de esos temas, podemos llegar a sentirnos frustrados y desafortunados.

Y entonces cómo puedes hacer para transformar tus pensamientos hacia lo positivo?

Existen muchas estrategias que pueden ayudarte, te presento algunas de las que a mi me resultan útiles y prácticas en el día a día.

  • HAZ UNA LISTA DE LOS ASPECTOS POSITIVOS QUE TIENES EN TU VIDA:

Coge un boli y papel y escribe una lista para reconocer qué aspectos de los que tienes en tu vida le suman a tu bienestar.

Puedes empezar por lo relacionado contigo, como te encuentras físicamente, si tienes aficiones que te gusten, relaciones que te aportan alegría y satisfacción. Puedes añadir también en tu lista aspectos como tu vivienda, si te gusta el espacio que habitas, los alimentos que comes, si tienes mascotas o plantas, escribe acerca de todo lo que te haga sentir bien por pequeño que sea.

  • ORGANIZA TU DIA Y TU TIEMPO:

Algo que ayuda y mucho a sentirnos bien y conectados es organizarnos para poder realizar todas las actividades que tengamos previstas y tener tiempo también para el disfrute y el descanso.

Es por ello que inicia tu día cuando despiertes con un pensamiento amoroso hacía ti, cuida el momento del despertar concédete tiempo para salir de la cama sin prisas, vestirte, desayunar y organizar tus rutinas de la mañana y la tarde (Para ello, escribe en una agenda o libreta que te resulte agradable, la escritura es una forma fabulosa de observar nuestros pensamientos y organizarnos).

Ten en cuenta que si organizas tu día es necesario que sea a tu favor, evita la necesidad de tener que realizar muchas cosas en un sólo día para sentirte productivo y transforma esa rutina en poder ser consciente de lo que haces.

Si por el contrario eres de los que les cuesta arrancar, piensa que procrastinar es una forma de autosabotaje, que sólo te ocasionará dejar para el último momento eso que tienes que hacer, generando malestar y sensación de no haber hecho lo suficiente.

Si nos damos cuenta cuando organizamos nuestro día pero nos ponemos metas alcanzables nuestra sensación de bienestar y autoestima crece. Y eso sólo se consigue viviendo en le presente.

  • TEN ILUSIONES Y PONTE METAS ACCESIBLES:

La ilusión es una energía que nos moviliza y nos motiva hacia nuestros sueños y deseos. Hay personas que piensan que la ilusión se pierde con los años y no es así. Para tener ilusión es preciso conectarse con las propias necesidades y deseos, dejas de vivir para agradar a otros o para quedar bien e iniciar un camino de re-conocer que es lo que quieres en tu vida y buscar alternativas para lograrlo.

El pensamiento y las emociones placenteras crecen cuando dedicamos tiempo a lo que nos gusta hacer o a realizar esa actividad o proyecto que nos ilusiona. Muchas veces encontramos personas que se quejan de forma continua de que no tienen tiempo para sí mismas, para trabajar en su felicidad. Esto puede convertirse en una zona de confort para no salir y arriesgarse a buscar lo que quieren, simplemente porque tienen miedo a lo desconocido o no saben como hacerlo.

Conéctate con lo que quieres, hazlo por ti y si no sabes como hacerlo, acude a terapia, te ayudará a encontrarte contigo.

  • CADENA DE PENSAMIENTOS POSITIVOS:

Los pensamientos funcionan en cadena, si tienes un pensamiento negativo es posible que se conecte con otro pensamiento negativo y lo mismo ocurre con los pensamientos positivos. Aprende a generar esa cadena haciéndote la siguiente pregunta: Si esta es la situación ¿Qué parte positiva tiene todo esto que me está pasando?

El pensamiento negativo recurrente hace que nos sintamos mal, cuando eso te suceda hazte preguntas que te ayuden a reformular eso que piensas y sientes.

Por ejemplo: Si dices «Nunca voy a lograrlo» lo transformas en ¿Qué necesito para lograrlo? o «Con esfuerzo voy a lograrlo»

Si piensas por ejemplo «No valgo nada» transformarlo en preguntar: ¿En que me baso para valorarme?, ¿Qué cualidades tengo?, ¿Qué podría hacer para ser mejor? o la frase  «Tengo algunas cualidades para ser valorado y puedo hacerlo bien».

Es posible entrenar el pensamiento a tu favor, nos adentramos en la actualidad en una nueva etapa en la que se hace imprescindible enfocarnos en lo positivo para poder salir airosos y transformar nuestras vidas hacia el bienestar.

No dejes de mirar la vida como un niño, sin importar la edad que tengas conecta con la ilusión, la creatividad, el buen humor y el pensamiento positivo.

Y recuerda siempre que la terapia es un espacio de autoconocimiento y crecimiento personal, cuenta conmigo.

«Si puedes cambiar tu mentalidad, puedes cambiar tu vida» William James (Precursor de la Psicología como ciencia).

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This