ideal

Este es el momento de la peli en el que el chico la besa y ohhh… por fin están juntos y felices… Y toda la historia de ese breve amor ideal se desarrolla en dos horas de película.

Crecemos con la fantasía de relaciones ideales, cuando somos niñ@s idealizamos a nuestras figuras parentales como una forma de evitar la angustia que se siente cuando no son satisfechas nuestra carencias emocionales. Luego crecemos y mantenemos esos ideales en la pareja, en l@s hij@s y en todos los seres a quienes admiramos y amamos.

En las pelis no da tiempo a ver como se desarrolla el amor, las relaciones, y en la vida real, para mí ha sido todo un cambio darme cuenta de la fantasía que pongo en esa persona. Porque ¿quién no ha soñado con un hombre o una mujer que te complazca en todo lo que deseas, que sea todo lo que tu esperas?.

Crecer ha significado para mi comprender, que cada persona es como es. Que esa figura ideal sólo existe en mi mente y que lo que busco en él o ella, lo arrastro de mis sueños infantiles.

El presente me ayuda a ver a cada persona que me rodea con sus virtudes y sus defectos,  verme a mi  con los mios y  sin juzgar, relacionarme desde la realidad, aquí y ahora.

¿Y tú, como reconoces a tu ideal?

Share This