barco en tempestad

Hoy llevo el timón de mi barco y la luz del sol es hermosa….me encanta sentir que soy yo quien lleva mi barco, navegar en un mar en calma me parece sencillo…

De pronto aparecen unas nubes grises y siento angustia dentro de mi, amenaza tormenta, lo sé por su color,  no puedo volver hacia atrás ya que en algún momento las nubes me alcanzarán… decido continuar…respiro…

Me invade el miedo, no es posible en ese momento cambiar las circunstancias, ya que son las naturales… y entonces llega la lluvia, decido colocarme el chubasquero, es mi protección, pero el mar ya no está en calma y se bambolea mi barco, el timón se mueve de un lado a otro y se confunde en ese momento la lluvia con mi llanto, con mis temores…

Como no puedo luchar, tomo el timón y decido llevarlo al compás del momento… si hay tormenta, la recibo, me aferro a la vida y confío, una ola puede hacer que dé un golpe de timón pero yo sigo ahí, no me escondo… La naturaleza del mar es así y lo siento como la vida cuando aparecen situaciones inesperadas, esos reveses que significan un cambio de rumbo, de perspectiva. Un sacudón contra el que es imposible hacer frente…

Y entonces deja  de llover y me doy cuenta, que algo he aprendido, de mi y de lo que me enseña el mar…

“NINGÚN MAR EN CALMA HIZO EXPERT@ A UN@ MARINER@”

mar en calma

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This