El miedo como emoción cumple una función importante en nuestra vida, nos protege de posibles peligros o amenazas a nuestra integridad. Nos alerta de una posible amenaza que nos acecha, es por eso que el miedo es de las llamadas emociones básicas.

Gracias al miedo, el ser humano ha sobrevivido durante siglos, protegiéndose y buscando las mejores maneras de subsistir sorteando los peligros.

Hoy hablaremos de otro tipo de miedo, el miedo infundado. En el se aglutinan todos los miedos con los que crecemos, que en la edad adulta nos paralizan para conseguir las metas, relaciones, cosas y todo lo que en el fondo deseamos y no sabemos cómo llegar.

Lo primero que diré es que el miedo nos puede situar en la zona de confort, por ejemplo puedes saber que estás en un trabajo que no te gusta, que no te realiza como profesional ni como persona, sabes que te gustaría salir de allí, buscar otra cosa, pero sientes que no encontrarás y te quedas con ese mensaje. El miedo te ha paralizado y prefieres quedarte donde estás que ir en busca de tus deseos, de una mejora en tu vida.

El miedo esta en el lado opuesto del amor y de la confianza. Cuando desconfías y no te sientes amado, se instala en tu vida una especie de medusa que va carcomiendo todos tus proyectos y tus ilusiones. Sabes que no estás bien y sin embargo no tienes idea de cómo salir de esa situación.

Comparto contigo algunas claves para aprender a vivir sin miedo.

Retomar la confianza:

Alguna vez has sentido que confías en alguien? La confianza es la esperanza que tenemos de que las cosas sucedan.

Retomar la confianza en tí mismo es fundamental para hacer que tu vida comience a funcionar de forma positiva. Nos perdemos en pensamientos como “No seré capaz” “No puedo abandonar mi zona segura” No encontraré otro trabajo ni otra pareja” “No tendré una casa mejor” “No me gusta cuando me veo en el espejo”, la lista es larga y seguramente que  tu puedas sumar tus propios no.

En la vida es fundamental el sentimiento básico de confianza, este nos permite como su nombre lo dice “Confiar en la vida” y en que todo lo que nos sucede nos sirve para aprender y crecer como personas.

Por ejemplo, si eliges quedarte en una pareja en la que no eres feliz, que no te aporta alegría, tu vida se irá llenando de amargura. es por eso que retomar la confianza en tí, en que eres capaz te ayudará a salir de una posible situación de dependencia en la que te encuentras.

Para confiar en ti, el primer paso es sentir que eres un ser completo, que tienes un cuerpo, una mente, unas emociones, que no necesitas de otros para SER. Valora tu momento presente y siente si es así como deseas estar y si es que no, cómo puedes hacer para cambiar lo que no quieres.

Reconoce el amor en ti y en quienes te rodean:

¿Quienes forman parte de tu vida? Observa alrededor.

¿Son personas que te valoran, que te aprecian y te lo hacen sentir?

Siente como cuando piensas en personas significativas en tu vida tu energía cambia, te sientes en paz, no quieres cambiar nada. Eso es el amor. Es sentir la vida de forma abierta, sin desconfianza y sin miedo.

Si has vivido tu vida desconfiando de los demás, es el momento que revises la propia confianza en ti mismo. Porque si confías en ti, difícilmente te relacionaras con personas tóxicas, dado que sabes que eso no suma a tu vida. Quienes aprenden a través del amor se muestran alegres, abiertos nuevas relaciones, a conocer y descubrir nuevas personas, lugares, cosas.

Vivir en el amor es aprender a cuidarse y esto implica no querer dar a los demás de lo que no puedes darte a ti mismo, o dicho de otra forma dar a los demás lo que también eres capaz de darte a tí.

Aprender a vivir para adentro:

Es posible que a estas alturas ya sepas vivir para afuera: dar a otros, mostrar que puedes hacerlo bien, agradar a tus familiares y amigos.

Te propongo el camino de vivir para adentro: Darte a ti, demostrarte que puedes hacerlo bien, creerte que vales mucho, darte amor, cuidados, caprichos, comprender que tu tiempo para ti es sagrado y no negociarlo. Mimar tu cuerpo, la alimentación, el ejercicio.

El miedo no habita en una persona que se siente feliz consigo misma.

En la medida que te sientas a gusto habitando tu cuerpo y tu vida, tus relaciones serán un complemento y te darán salud. Podrás estar bien con las otras personas puesto que estás bien contigo.

Como ves el camino de la salud empieza de adentro hacia afuera, por es digo que hay una relación porque tanto lo de dentro como lo de fuera es tu vida, pero la diferencia está en que hay un equilibrio entre las dos.

Proyecta tus deseos y aprende a pedir:

Cuando dejas el miedo fuera de tu vida, conectas con tus deseos. ¿Qué es lo que quieres?

¿Quieres adelgazar? Quieres comprar una casa? Quieres que se cure esa tos crónica que tienes? ¿Quieres conocer nuevas personas? ¿Quieres cambiar de trabajo?…¿Qué quieres?….(Agrega aquí tu petición)

Muchas veces la sensación de un miedo, por ejemplo:”no empiezo un curso porque me da miedo conocer gente nueva”, lo que trae oculto es un deseo de, precisamente, conocer gente nueva. Es por eso que es fundamental aprender a conocerse y no sucumbir ante nuestros miedos infundados.

Cuando aparecen miedos de ese tipo, habitualmente enmascaran un deseo profundo. Ya sabemos que el inconsciente permite que aparezcan en nuestra vida los deseos en forma de sueños, lapsus, imágenes, etc. No te aterrorices con lo que veas de ti, aprende a observarte.

Otra cosa importante es proyectar acerca de esos deseos y aprender a pedir. Si yo sólo siento miedo precisamente atraeré aquello que temo. El miedo de hecho, es una emoción que permite a los animales cazar su presa. Entonces de que te sirve sentir miedo por esto o por aquello, sin en realidad así estás mas cerca de que te suceda precisamente lo que temes?

Es necesario que puedas aprender a desear y a pedir lo que quieres de forma positiva para ti, puedes probar quitando la palabra NO  delante y en vez de decir por ejemplo: “no quiero que llueva el día que hago la fiesta”, pensar y decir  “quiero que haga buen tiempo y un día soleado  el día de la fiesta”. Este gesto tan sencillo de transformar tu frase a lo que quieres, hace que tu cerebro se programe hacia lo que quieres que suceda y no a lo que temes.

Cuando puedas cierra los ojos y visualízate haciendo lo que quieres, estando con quien quieres. La mente tiene un poder de atracción que desperdiciamos pensando en negativo, y es necesario reaprender a transformar la energía de nuestro pensamientos a nuestro favor.y conectar con el amor y el disfrute.

Aprender a vivir sin miedo es también reconocer:

  • Las señales que emana tu cuerpo (Cuando no estás a gusto en una situación o relación tu cuerpo se muestra en situación de displacer)
  • Conocer y respetar tu intuición (Normalmente te señala cual es el camino más apropiado para ti)
  • Guardar tu espacio personal como un tesoro y no cederlo por quedar bien con los demás.

Atrévete a dar el salto y ese cambio que necesitas en tu vida, tienes todo para conseguirlo!

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This