espejo

Son las siete de la mañana y suena mi despertador, lo apago y me regalo unos minutos de cortesía, para estirarme y sentir mi cuerpo…Me gusta sentir que puedo mover mis piernas y mis brazos y que al abrir los ojos este nuevo día me tiene preparadas algunas sorpresas…

Cuando me levanto me dirijo al cuarto de baño, es la continuación de una cita que tengo cada mañana, la primera y la más importante, es la cita conmigo misma, antes he sentido que estoy allí pero frente al espejo puedo verme lo de fuera y ohhhhh….. rizos ensortijados, lagañas y bolsas  en los ojos y esa cara que…. es mi cara, me gusta. Confieso que hace unos años llegaba directamente me lavaba los dientes y sólo ponía atención cuando tenía que maquillarme…. Y ahora en mi presente pongo mucha atención en mi reflejo cada mañana y en lo primero que soy capaz de decirme frente al espejo… Más que nada porque como dice el refrán “Es un día precioso hasta que seguro llega algun@ y lo jode” jejejej… Entonces mi cuidado hacia mi misma empieza a primera hora, en ese momento y libre de emociones tóxicas y contaminantes puedo darme un beso, alguna palabra positiva, agradezco mis rizos despeinados y ensortijados y lo que estoy viviendo…

Y traigo aquí mi relato de experiencia mañanera pensando y sintiendo cómo somos capaces de cuidarnos o descuidarnos según lo tengamos aprendido… En Occidente y en el siglo que vivimos hay una mayor cultura hacia los cuidados físicos, tener un cuerpo esbelto, rostro y pelo radiantes pero… ¿y mi ser? ese aspecto de mí donde está mi esencia, ¿lo conozco y/o  reconozco? ¿Quien soy  cuando me miro al espejo?¿Me atrevo a darme un beso, decirme una palabra estimulante, bonita amorosa hacia mi mism@?

Se por experiencia que estamos continuamente esperando que el amor, el reconocimiento y la motivación vengan desde fuera, que sean los otros quienes nos digan las palabras que nos hagan sentir bien, amad@s, reconocidas….

Pues bien mi propuesta aquí y ahora es….practicar cuidarnos, besarnos y amarnos más, y durante el día, cada vez que hagas algo de lo que te sientas satisfech@ date una caricia y si algo no te sale bien, antes de sacar el látigo del autocastigo, date una tregua, equivocarse es posible… Y si exiges a los demás que te mimen y te quieran revisa un poquito de que forma lo haces tú, contigo...

Hazte regalos, comete un helado de un sabor que te guste, ponte tu canción preferida y atrévete a bailar sol@, ríete si puedes a carcajadas y si no puedes ponte una película de esas en las que sonreir es una necesidad… y si estas triste, llora…. Que las emociones son divinas y nos avisan que estamos viv@s….

Y SI TE VAS QUERIENDO MÁS, YA TIENES AL ESPEJO DEL ALMA PARA QUE TE CUENTE CÓMO TE VES….

 

 

 

Share This