Hace poco una conocida, me contaba de qué forma la persona con la que había tenido una relación de un par de meses desapareció sin dejar «ni rastro».

En su relato se notaba la sensación era de que todo en la relación iba de maravilla, salidas juntos, buen nivel de intimidad e inclusive alguna escapada juntos de fin de semana.

Sin poder dar explicación a esta situación, repasaba todos los acontecimientos que pudieron hacer que la persona con la que salía se esfumara, desapareciera sin dejar huella.

Esta práctica conocida como «Ghosting», derivada del inglés Ghost (fantasma), consiste en terminar una relación afectiva cortando todo el contacto con la persona y sin darle ninguna explicación.

Hoy en día con el uso cada vez mas extendido de aplicaciones y redes sociales para relacionarse, desaparecer de la relación sin dar ninguna explicación se ha extendido cómo método de ruptura. Y aunque es una práctica extendida tanto en mujeres como hombres, sus efectos negativos generan mucho dolor y daño en la autoestima de la persona que es abandonada.

Comparto algunos de esos efectos negativos:

El anonimato favorece conductas que nunca tendrían en el cara a cara:

Es cierto que tanto internet como las aplicaciones de citas y redes sociales, favorecen que se puedan conocer cada vez más personas de forma más fácil e inmediata.

Sin embargo esto puede ser contraproducente porque también permite que esas personas se esfumen, desaparezcan de tu vida con sólo bloquearte o eliminarte de sus contactos.

Es una práctica relativamente rápida y cómoda para quien lo practica porque le permite no enfrentarse al dolor y a la ruptura con la otra persona. En una sociedad en la que las relaciones se virtualizan, las rupturas se deshumanizan.

El no tener que afrontar una ruptura en el cara a cara, también ocasiona que se frivolicen las relaciones y aunque el «ghosting» lo realicen al igual hombres y mujeres es conveniente decir que es una forma muy inmadura y desafortunada de terminar una relación.

El rechazo que sufre la persona que se queda:

Habitualmente la persona que es rechazada se queda con la sensación de no entender que fue lo que hizo mal, en que episodio sucedió eso que hizo que el otro o la otra se fueran sin dejar rastro.

Esta situación es muy perjudicial para la autoestima ya que el sólo hecho de sentirse rechazada y sin una explicación lo que ocasiona es que la persona se queda con inseguridades y es posible que le cueste entablar nuevas relaciones de forma saludable.

Hoy en día se conoce que el rechazo activa nuestros circuitos de dolor, ya que las relaciones y el contacto con los otros es propio de desarrollor evolutivo de las personas.

Falta de empatía:

Las personas que practican el «ghosting» manifiestan una total falta de empatía. Trivializan las relaciones y como no viven el final en realidad están muy desconectadas del dolor y el sufrimiento de la otra persona.

Es posible que en la práctica esta persona tenga perfiles falsos en las redes y que según sea el tipo de relación (al menos si es virtual), es muy difícil para estas personas ponerse en el lugar de la otra puesto que nunca les conocieron. La relación sirvió para pasar el rato y nada más.

Hay una relevante presencia de «Ghosting» en series y programas de la TV:

LO preocupante es cómo una practica de este calado se normaliza en la actualidad.

Se puede ver en series y programas de tv. en los que se cuentan las relaciones entre hombres y mujeres como se cuenta entre las estrategias enviar mensajes de whatsapp o por redes sociales para cortar las relaciones.

Es negativo que en ninguno de esos espacios se cuenta esto como algo dañino y perjudicial para quien lo sufre y por el contrario se trivializa este tipo de rupturas.

¿Cómo puedes recuperarte si te han hecho «Ghosting»?

En primer lugar evita «machacarte» con todas las ideas de lo que has podido hacer mal. La realidad puede ser que te has encontrado con una persona que trivializa las relaciones y con un posible estilo de apego evitativo, por lo que evita crear vínculos sanos con otras personas.

Si tu relación ha sido solo virtual, intenta en próximas ocasiones conocer a la otra persona y establecer un tiempo para saber cómo es, conocer cuales son sus intenciones y sobre todo qué quieres tu de esa relación.

Permítete sentir el dolor, la tristeza, rabia o cualquiera de las emociones que puedan aparecer por esta situación. Y conecta con la sensación de que no merece que te abandonen así.

Fomenta durante un tiempo tu autocuidado, dale descanso a los pensamientos, busca espacios de naturaleza para que 0uedas respirar y salir del bucle del pensamiento. Practica la meditación, el yoga o cualquier actividad que te haga sentir bien.

Y si es necesario, busca ayuda terapéutica, la terapia es un espacio donde se puede trabajar este dolor, despedirte adecuadamente de tu «ghost», salir fortalecido y con más seguridad para nuevas relaciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This