TEMPORAL EN GALICIA

¿Hasta cuánto podemos soportar situaciones de sobrecarga emocional? Cuando pienso en mi propio termómetro siento que voy reconociendo aquellas situaciones que me generan rabia y empiezan a tocarme el tema de límites personales. Una de ellas: la escasa sinceridad.

El presente me pone delante esas situaciones, en las que existen silencios vacíos, palabras que no se dicen pero se piensan,   y entonces me viene la imagen de esas familias en las que se guardan muchos secretos, tantos que un sólo golpe sobre la mesa haría tambalear toda la “estabilidad familiar” .

Y siento que aunque no es fácil, el silencio, el secreto, eso que se oculta, de algún modo encubre algunos miedos… Miedo a ser sincero, miedo a ser rechazados, miedo a ser juzgados….miedos…miedos…miedos… Uff me doy cuenta que nuestra cultura occidental es la del miedo….

Entonces ya me canso y pronuncio ¡UN YA ESTA BIEN CARAJO! y me hago cargo del enfado y la rabia que se genera en mi ante la actitud poco sincera de otras personas,  no necesito ser violenta pero sí expresarlo en voz alta. De esta forma surje una oportunidad de atravesar mis miedos y lo hago por mí, porque ya he aprendido que si me trago lo que siento mi cuerpo se resiente,  y he decidido cuidar a mi cuerpo….

Y entonces como la magia del universo esta siempre en funcionamiento,  el sistema se reacomoda, siento como entra un soplo de aire fresco y… vuelvo a respirar…

 

Share This