Esta mañana emprendo un viaje especial, he elegido un destino que hace mucho tiempo quería visitar, Sevilla, y comparto la ilusión con mi amiga Conchi, su destino elegido es Cádiz y los vamos a disfrutar juntas….

Cuando inicio el viaje son 600 kilómetros los que me separan de la ciudad de Sevilla, por primera vez cojo mi coche para conducir esa distancia….tengo la necesidad de aires nuevos, de que mis ojos vean nuevos paisajes, eso implica que tengo que separarme de mi familia y emprender un viaje sola, conmigo…

Me siento feliz de poder hacerlo, siento que nuestra cultura nos ha enseñado a vivir muy apegados a nuestras familias, a lo conocido y que los espacios en soledad son necesarios para valorar quienes somos, lo que nos gusta, decidir qué comer, a donde ir y que tan solo por unos días seas tu mism@ quien se deleite de tu compañía…

Disfruto de la llegada, de lo señorial de Sevilla, subimos a un coche de caballos y visitamos la ciudad de noche… es tan calurosa, que sus habitantes salen a la calle con el atardecer…Y el fondo musical de las calles es su música, el flamenco, pasión y sentimiento. Es una energía muy potente la que siento en esta ciudad, la gente es alegre, me reconecto con la alegría y la risa.

Luego llegamos a Cádiz, hermosas playas y pueblos y la maravillosa compañía de Conchi, en cada rincón, en cada silencio y en todas la frases, espacios para descubrir algo de nosotras…

Y en todos los sitios, momentos para darme cuenta del amor que siento por mis hijas, por Dani, por mi madre y mi padre, herman@s,  abuel@s, amig@s…y un momento para la despedida dolorosa de mi Tia Geña, a quien amé y amo con todo el corazón…

Y mucho agradecimiento por haberme permitido vivir este viaje, del que regreso reconfortada, con amor y energías recargadas….. Gracias Conchi, hermana del alma, compartimos sueños y regalos…

SIN MIEDO… ELIGE UN LUGAR…CERCA O LEJOS, DONDE SEAS TU MISM@ QUIEN DISFRUTE SIN RUIDOS, NI EXIGENCIAS…SÓLO TU INEFABLE COMPAÑÍA…Y ATRÉVETE A VIVIRLO…

Share This